viernes, 1 de febrero de 2013

Sábado 2/2: Bitch Witch + Hypoxia


BITCH WITCH
Witch Crust-Bitch Punk
http://bitchwitch.bandcamp.com/

HIPOXIA
"Odio hecho ruido, así se autodefinen estos oriundos de Madrid, España, cultores de un Drone/Doom realmente áspero y malvado. Influenciados por combos como Burning Witch, Khanate, Unearthly Trance y Teeth Of Lions Rule The Divine, los madrileños exponen su oscura visión del decadente mundo en el que vivimos, y lo hacen apoyándose en ritmos lentos y arrastrados, bajos y guitarras pesados como el que más, y una voz reventada y poco amigable (nada amigable, más bien). Escabroso y malhumorado, lo de Hipoxia despide olor a pútrido, a agua estancada y podrida. Hipoxia no transmiten nada bueno, nada agradable ni nada sensible. Los tipos irradian nihilismo cuando lo sienten así, y escupen odio cuando lo creen necesario. Más lo último que lo primero, a decir verdad. Así transcurre un disco de sensaciones extremas, de sonidos brutales y de composiciones jodidas. Así se suceden canciones que te apabullan con sus acordes eternos sobre bases densas, aplastantes. Así va y viene la placa, con trazos negros y otros más oscuros aun, si es que existe algo más negro que lo negro.
JK, E y K no están contentos con la inmundicia que los rodea, más bien todo lo contrario. Hipoxia no están acá para decirte que todo es lindo, que todo va a estar bien. Ellos están aquí para mostrar el lado oscuro de un mundo caótico e insensible. Y que los ritmos sean tan densos y arrastrados tiene una relación innegable con ese apesadumbrado sentir y ver las cosas, con esa desesperante sensación que nace de creer que todo se está yendo al carajo, y que, irremediablemente, nada detendrá la caída. Hipoxia es un final, o en todo caso, la música de un final anunciado. Y como todo final anunciado, es lento y agónico. Pues a ese final, ellos le ponen música. Fin." (Puro Ruido)
http://hipoxia.bandcamp.com/

Sábado 2 de Febrero en La Faena II. 21:30 horas, 4 euros, 10 euros con CD.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada